Cual es tu Filosofía de Contenido?

Una pregunta que debes responder antes de crear o encargar un contenido.

lifestyle-creativity-freelance-inspiration-and-people-concept-creative-man-with-notebook-or-diary-writing-and-sitting-on-city-street-bench_bnq-k17d3_thumbnail-full01

Por Facu Oviedo

Desde hace algún tiempo le hago a mis clientes la misma pregunta y descubrí que son pocos los que pueden responderla. Hay un concepto importante de marketing de contenidos que debemos abordar: la filosofía de contenidos. De ahí surge una pregunta vital: ¿Qué querés que el contenido haga por vos o tu empresa? El contenido puede crear conciencia de marca y credibilidad, entretener a la gente, animarlos a tomar medidas, sirven como un reflejo de la cultura de tu compañía, genera clientes potenciales para tus productos o servicios, entre otros usos.

La filosofía de contenido  ayuda a determinar un enfoque de marketing de contenido integral. Una guía que indica cómo usar el contenido para tu negocio. Para definir su filosofía de contenidos, hacete estas preguntas:

  • ¿Cuáles son nuestros valores corporativos, incluida nuestra misión y visión? Por ejemplo, si tu empresa pone énfasis en la responsabilidad social, su contenido debería reflejar ese valor.
  • ¿Cuál es el estado de nuestra cultura corporativa? Un lugar de trabajo con empleados felices y comprometidos puede ayudar a contribuir y distribuir contenido.
  • ¿Están satisfechos los clientes con las comunicaciones actuales de tu marca? Hablá con tus clientes. Averiguá si obtienen lo que necesitan. Pregunta lo que quieren y esperan de tus contenidos.
  • ¿Los clientes potenciales obtienen la información que esperan cuando acceden a tus contenidos? ¿Qué clase de contenido te ayudaría a concretar ventas? Conozca cómo los prospectos reaccionan a su oferta actual. Hablá con tus vendedores y con los posibles clientes también.
  • ¿Qué esperás de una inversión en marketing de contenido? Tráfico del sitio web o tráfico de pie de tienda ¿Ventas? Evaluá tus expectativas y considerá si son realistas.

Cada organización tiene una historia, un conjunto de circunstancias y una cultura única. Su filosofía de contenido también debe ser exclusivamente suya. El enfoque que funciona para la Compañía A puede fracasar con la Compañía B. Tomate el tiempo necesario para considerar y definir tu filosofía y cómo trasladarla al contenido.

No todas las marcas se enfocan en vender productos a través del contenido. Algunos vendedores crean contenido que es un producto en sí mismo. Netflix, Hulu y Amazon lanzaron contenidos originales. Estos ‘programas’ ayudan a vender sus servicios de transmisión de video. “House of Cards” o “Stranger Things” podrían ser suficientes razones para que muchos clientes compren una suscripción a Netflix. Algunas marcas realizan excelentes trabajos posicionándose como ‘educadores’ a través de sus blogs, webbinars o videos. Su contenido es atractivo y lo suficientemente significativo como para que los lectores vuelvan con frecuencia solo por el contenido.

Si considerás adoptar una filosofía del contenido como producto deberías preguntarte si este tipo de contenido se alinea con tu misión y visión de contenido. Esta estrategia es especialmente riesgosa ya que se trata de una apuesta creativa. Estás dispuesto a permitirte tomar estos riesgos? Tienes el presupuesto para contratar el talento adecuado? Un programa basado en influencias también requiere de un presupuesto.

Otra filosofía de contenido a considerar es una basada en la cultura de la empresa y la creación/gestión de comunidades. Esto es cuando una marca o empresa extiende sus valores al contenido. Por ejemplo, la cultura corporativa de Red Bull abarca deportes extremos, aventura de alto riesgo, Flutag, arte y personas estrafalarias como parte de su cultura. Eso dio lugar a todo tipo de contenido que es una extensión de la cultura de Red Bull: The Red Bulletin (revista impresa y en línea) se centró en los deportes extremos, la cultura y el lifestyle, Red Bull TV presenta videos en vivo y on demand sobre aventura, cultura, música, deportes, entre otros. Flying Planet comparte los bits animados de los comerciales de televisión de Red Bull… Red Bull entiende que su marca es más grande que una bebida energética; se trata de un estilo de vida. A través de un contenido increíble, Red Bull aglomera a clientes que comparten esos valores e intereses.

Para adoptar una filosofía de contenido como cultura, tu empresa debe tener bases fuertemente asentadas en aspectos que exceden el negocio, una misión arraigada en una pasión que empuja a todo el aparato corporativo. Si tus bases son una mierda, no podés equiparlo de la noche a la mañana y tampoco podés fingirlo en tu contenido. Cómo es tu cultura comunitaria de marca? Tenés clientes leales o fanáticos? El enfoque de cultura requiere que cultives una comunidad. Es eso algo en lo que tu negocio va a invertir? Las comunidades son un capital incalculable. Pueden ser tanto canales de divulgación de los contenidos como así también contenidos en sí mismos, si logramos identificar los actores indicados.

Si los objetivos de la comunicación son claros, será más fácil encontrar a la mano derecha que nos ayude a traducir esos objetivos en estrategias y contenidos que nos conduzcan hacia ellos de manera eficiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close